lunes, 26 de diciembre de 2011

Fresh air.

Ok, las cosas van a cambiar un poco por aquí. Ciertamente aún no hago un gran uso de los signos de puntuación o de todas las reglas gramaticales existentes en el universo, pero si de algo estoy segura es de que si quiero ser escritora la única forma de serlo es convertirme en una.


No puedo, y no pienso, dejar que mis tragedias amorosas me definan. Mi vida es mucho más que eso y por supuesto que hay situaciones que valen la pena destacar.


No hago todos los viajes que quisiera, mi pasaporte no esta lleno de sellos internacionales, ni mi casa llena de arreglos florares enviados por apuestos desconocidos que se muerden los labios pensando en mi, pero tengo sueños y las herramientas para lograrlos.


Aún cuando no es año nuevo todavía, quiero decir que mi propósito del 2012 es llenarme de experiencias y plasmarlas en papel, o virtualmente, cualquiera que sea el caso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada