miércoles, 10 de diciembre de 2014

"Whistle For The Choir"

Las cosas que parecían tan lógicas, tan llenas de sentido de pronto son un manchón de tinta al que ni el mejor psicoanalista le hallaría significado.

La manera de jugarme chueco de la vida siempre me ha parecido curiosa, irónica, casi divertida como si alguien estuviese haciendo un esfuerzo superlativo por burlarse en mi cara de todo aquello que alguna vez me haya atrevido a desear.

¿Han conocido al amor de su vida? Yo sí.

Lo he sabido desde el primer momento en que le escuche decir un chiste o darle un sorbo a la cerveza, lo supe con las similitudes y entre risas, lo supe cuando escuchaba su música y se me erizó la piel. Lo he sabido siempre y hoy lo tengo más claro que nunca.

Y por supuesto que lo nuestro no puede ser, por razones muchos más complejas de las que podría explicar aquí y ahora, porque aunque lo intentara no podría formar una oración coherente pues este oxido emocional me tienen corroída la capacidad de crear párrafos de los que me sienta orgullosa.

Quisiera poder explicar, quisiera poder entender, quisiera la vida contigo.

Somos almas gemelas, si algún día lo descubres tú también, sabes en donde encontrarme.

Por lo pronto, good night and good look.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada